Historia

 

En 1964, ante el alto grado de mortalidad infantil en la zona, el P. Luis Verplancken estableció una pequeña casa en donde voluntarios de la comunidad comenzaron su labor asistencial.

 

Gracias al apoyo recibido, la casa se transformó en una clínica y en 1974 se inició la construcción de un hospital que fue inaugurado en 1979.

 

Por la falta de acceso a la educación, el P. Verplancken fundó los internados de Gonogochi y Rejogochi, siendo el segundo el que aún continúa activo como escuela bilingüe.

 

Para ayudar a resolver la carencia de maíz y frijol se consiguieron donativos en especie para apoyar a las comunidades. Así nació el proyecto de intercambio de alimentos por trabajo comunitario. Con el mismo programa y el apoyo de benefactores, empresarios y autoridades, se impulsó la introducción de agua potable y la presa que hoy se conoce como Laguna de Arareco.

 

En 1994, para combatir la enfermedades gastrointestinales, surgió el proyecto de dotación de agua potable a pequeñas comunidades aisladas a través de la perforación de pozos.   A través de los años este proyecto ha tenido sus períodos de intermitencia pero sigue siento una de nuestras prioridades.  Actualmente contamos con el apoyo de varios comités de benefactores en los Estados Unidos.